Categories
Articles General Memória SeniorLab

ATRAPADA POR LA TECNOLOGÍA


La M. Teresa es una séniorlaber amb moltes inquietuts, no fa gaira va escriure aquest relat que ens va semblar entranyable i amb una gran càrrega emocional.

Mi nombre es Mª Teresa
El motivo que me llevo a escribir este relato fue contar mi experiencia a personas de mi edad. Después de toda una vida trabajando nos preguntamos cuando llega la jubilación, ¿y ahora qué?. Yo creo que lo más importante en esta etapa de nuestra vida es tener algún proyecto por realizar, sobre todo cosas que nos diviertan y nos mantengan la curiosidad y la mente abierta.
Atrapada por la tecnología
Erase una vez una familia que tenia siete hijos, criarlos en su tierra en la post-guerra era muy difícil pues había muy poco trabajo y los hijos tenían muy pocas oportunidades para trabajar o aprender un oficio. Después de mucho pensarlo, hicieron las maletas y se vinieron a Barcelona.
Cuando llegaron, se colocaron todos enseguida pues en quella época había mucho trabajo. La más pequeña María, ayudada a su madre, fue la que peor lo pasó pues solo tenía doce años, tampoco tenía amigas ni iba al colegio, se aburría. Un día le pidió a sus padres si podía ir al colegio, pero ellos le propusieron que aprendiera un oficio que le serviría para trabajar y ganarse la vida. Así lo hizo, aprendió varios oficios pues cambió mucho de trabajo hasta que encontró su verdadera vocación, consiguió trabajar en lo que le gustaba pero siempre añorando no haber podido estudiar.
Han pasado los años y por fin llegó la jubilación de María, ¿qué hacer con tanto tiempo?, por fin podría hacer lo que siempre había querido hacer y no había podido, se apuntó a la escuela de adultos y aún curso de informática que impartian para personas mayores, allí empezaron sus primeros contactos con la informática, descubrió que el ratón no era el que se comía el queso, sino que era el que le permitia moverse por la pantalla del ordenador, a María casi le daba tanto miedo como el que comía queso, pués le costaba manejarlo. Cada vez que descubría alguna nueva aplicación, se sorprendía y así fue perdiéndole el miedo al ordenador pues siempre pensaba que lo iba a estropear. Poco a poco fue aprendiendo a entender las distintas herramientas que le proporcionaba el Word y también descubrió que cuando escribía, el ordenador le avisaba cuando hacía alguna falta, eso sí que fue un descubrimiento, eso la animó a seguir aprendiendo, después de hacer este curso se dio cuenta que a ella no le servia para mucho pues ya no trabajaba y poco podía hacer.
Un día leyendo el periódico el Far del Llobregat, venía la noticia de la inauguración de un centro de tecnología que se llamaba Citilab y allí que se fue María, era el día de puertas abiertas para presentar las instalaciones al público e informar de las actividades que se llevarían en el centro, María se hizo socia y al cabo de un tiempo recibió información de los cursos que iban a empezar sobre navegación por internet, cuando empezaron las clases, le costaba mucho seguir las explicaciones del monitor, pues el lenguaje que se utilizaba le sonaba a chino, pero con mucha tebnacidad y repitiendo el curso se puso al día, esó sí que fue un descubrimiento para María. Como le gusta mucho viuajar, aprenidó a preparase los viajes a su gusto, contrataba los hoteles, billetes de avión, coches de alquiler y documentarse de los lugares que iba a visitar, eso sí que era divertido, se aficionó tanto, que alguna vez se le quemó la comida, pues se le pasaba el tiempo volando.
Después de unos meses, recibió una invitación de Citilab para asistir a una presentación de un proyecto que tenian con los seniors que se llamaba “aprende a tu ritmo” y la invitaron a participar y a unirse al grupo, María estaba un poco cohibida pues pensaba que no estaba preparada, pero era tanta la curiosidad y ganas de aprender que se unió al proyecto.
María aprendió muchísimas cosas, enumeraré algunas de ellas; ha aprendido a hacer pps, insertarles música, textos y movimiento a las diapostivas, a bajarles el peso para enviarlas a sus amigos por correo electrónico. También hace albumes digitales, a utilizar algunos programas para retoques de fotos, utilizar el movie maker para hacer presentaciones y películas y a utilizar otros programas para los proyectos que se hacen con el grupo de los seniors.
También sabe que no sabe nada, pero el que quiere puede y que la vida no acaba con la jubilación sino que empieza una nueva etapa.

Una joven de 67 años.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.